Translate

domingo, 10 de enero de 2016

LA FRASE.

Desde pequeña he escuchado decir esta frase a mis abuelas de manera muy escéptica. No es fácil haber tenido una infancia siendo la "gordita","rellenita", o la niña de los"huesos grandes". Pero después llegas a la adolescencia, y, aunque he de decir que por suerte nunca he sufrido ningún tipo de bullying por este motivo, ni por ningún otros, los miedos y complejos arrastrados en tu infancia afloran en esta etapa. Yo solo pensaba que ya podias ser fea como Picio, que si eras delgada y con buena delantera,te convertías en la guapa del instituto. Y así pasaron los años...hasta que casi rozando los 30, me puse el mundo por montera y me quité la venda de los ojos. ¡Sí, habia aprendido a quererme! Y no sólo eso, los demás me querían también. Resultaba atractiva y sexy para los chicos sin ser una super modelo. Me doy cuenta ahora, que las barreras y las opiniones negativas que creemos que tienen otras personas hacia nosotros mismos , no son más que nuestros miedos y "fantasmas". O quizás...a partir de cierta edad, los chicos se hayan dado cuenta de que ..."la carne es mejor que el hueso".Jajajaja....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada